Desmotivación, páginas 22-23

Ya queda menos para acabar el álbum ilustrado y esta vez te muestro las páginas 22 y 23.  Tan solo quedan 6 ilustraciones, bueno, en realidad 5 ya que las páginas 24-25 las tengo casi acabadas.

22-23

En los post anteriores te he hablado de las herramientas que uso para realizar mis álbumes ilustrados, color, movimiento, líneas de estado de ánimo, etc… y hoy te voy a hablar sobre algo que no tiene nada que ver con técnicas de ilustración pero que es igual de importante, la motivación.

Trabajar en la ilustración es una tarea difícil, sobre todo cuando se está empezando, conseguir que los editores, agentes y empresas te hagan algo de caso siendo un completo desconocido termina por desmotivar a cualquier artista. Es una pena que suceda esto pero es así, una cosa que te aconsejo es que jamás, lo que lees, jamás te rindas y jamas caigas en la desmotivación por eso.

Yo me he desmotivado muchas veces, no te voy a mentir, pero eso no me ha hecho tirar la toalla, todo lo contrario, me ha dado fuerzas para seguir mejorando y ver las cosas desde otros puntos de vista. Te voy a dar unos consejos muy útiles para cuando te pase esto ya que yo los he llevado a cabo y de momento me van funcionando.

Disfruta lo que estés haciendo. Siempre nos han enseñado a que hay que llegar a unas metas con un duro trabajo de fondo, pero nunca nos han enseñado como disfrutar del trayecto. Cada vez que hagas largas jornadas tienes que felicitarte por el esfuerzo que haz hecho ya que nadie lo hará por ti, aunque parezca una tontería no lo es, hay que celebrar todo proyecto que finalices ya que es reconocer que has trabajado duro para acabarlo. Tienes que trazarte pequeñas metas diarias que sepas que vas a cumplir, eso te dará una sensación de no haber perdido el tiempo.

Recuerda el por qué. Cuando tengas esa sensación de querer dejarlo todo hazte esta pequeña pregunta ¿Por qué lo hago? apunta la respuesta y colócala en cualquier sitio que veas visible, cada vez que lo leas te dará fuerzas para seguir.

Vive el presente. Tienes que saber que el pasado ya no existe, y el futuro tampoco ya que no ha sucedido aún, solo existe el ahora, entonces ¿para qué perder tiempo pensando en un pasado que dejó de existir y en un futuro inexistente? Lo que quiero decir con esto es que si tu mente está pensando constantemente en el pasado y en el futuro, no estará centrada en el ahora, eso hará que tengas menos rendimiento y te sentirás desmotivado/a. por no llegar a tus metas diarias.

Desconecta. ¿No te ha pasado que has dicho “vaya desastre, no he avanzado nada, un día tirado a la basura, que asco”? No pasa nada por ello ya que es humano, hasta ahora no he conocido a ninguna persona que tenga tanto rendimiento como un ordenador. Si llegas a este estado tómate un respiro, sal de paseo, ponte a ver una película, lee un libro y haz cualquier cosa que no sea trabajar, cuando te relajes vuelve a preguntarte el por qué lo haces y verás que la motivación vuelve a aparecer.

Y con esto acabo el miniconsejo de hoy, espero que te sirva de algo.  Un abrazo.

Muchas gracias por leerme y recuerda que puedes escribirme cuando quieras en este enlace, ya sean críticas constructivas o dudas que tengas. Ya han sido varios los lectores que se han animado a preguntarme y he respondido a todos con mucho gusto, así que no te cortes y no seas tímido/a. También puedes seguirme a través de las redes sociales y suscribirte a este blog. Disfruta mucho de la vida, hasta pronto.