Qué tengo que tener para ser un ilustrador

Lo prometido es deuda y aquí tienes el primer artículo sobre cómo se consigue trabajar de ilustrador profesional. Lo iré escribiendo en pequeñas partes para que te sean más fáciles de digerir.

Antes que nada tengo que decirte que ésta no es la fórmula perfecta, ni mucho menos, tan sólo es mi humilde y corta experiencia profesional, no voy a ganar nada compartiendo mi experiencia contigo, no voy hacerme millonario ni voy a ganar unos céntimos con esto, es más, es totalmente gratis, pero con que lo leas, me lo agradezcas en público o en privado y te sirva de algo, me sentiré más que gratificado, comencemos…

Quiero ser ilustrador

Quieres ser ilustrador profesional ¿cierto? se que suena a tópico pero lo primero que tienes que saber es que no es un camino fácil, será duro, frustrante y con muchos baches, sobre todo al principio, donde pasarás los primeros años sin apenas tener ingresos o ningún ingreso, sí, has leído bien, años o muchos meses, así que ármate de paciencia porque esto no llega de un día para otro. Te recomiendo que tengas un empleo alternativo y que en tus ratos libres lo dediques a ilustrar, si tienes la suerte de no tener que trabajar ya sea porque tu pareja o familia te puedan mantener significa que estás en la gloria y tienes más facilidades que el resto de los mortales. Te aconsejo esto porque yo me he visto y me veo aún en una situación económica complicada e inestable, ya que mis únicos ingresos son los de mis trabajos de ilustración y me he visto rozando la ruina en alguna ocasión que otra, así que hazme caso, no tires todas tus cartas a obtener ingresos solo del dibujo. La ilustración no es una profesión que esté bien reconocida y existe la errónea idea que nosotros trabajamos por amor al arte y no quieren pagar lo que nos corresponde o que les hagamos el trabajo gratis, colaboremos por los ingresos que generen las ventas y cientos de patrañas, no hagas caso jamás a este tipo de individuos, son los demonios del sector, huelen a azufre y quieren tu alma, huye de ellos. En los comienzos no serás un ilustrador conocido ycaptura-de-pantalla-2016-11-26-a-las-14-24-03 las editoriales y agencias son muy contrarias a arriesgarse a trabajar contigo, aunque tu trabajo sea magistral ellos no lo reconocerán, ya que en su idea de negocio tu no vas a generar ventas porque no te conoce nadie, es una pena ya que por tener esta mentalidad empresaria muchos buenos artistas que quizás hubiesen sido referentes en futuras generaciones se queden en la cuneta por una mentalidad consumista y poco cultural, también existen las editoriales que tienen poco presupuesto y prefieren tirar de aficionados, estudiantes o de un primo o amigo que dibuje bien para sacarles del paso por poco dinero o gratis, eso sí, con una calidad bastante mala y perjudicial para la venta de sus productos, pero bueno, ellos sabrán que imagen quieren dar de su empresa. Por suerte hay algo de luz y existen buenos editores y agentes que sí tienen una mentalidad abierta, que aprecian el trabajo que hay detrás y te ofrecen oportunidades aunque seas un desconocido, son pocos y es difícil llegar a ellos, pero esos ángeles existen y si les gustas, te ven serio/a, responsable en las entregas y con disposición a negociar no tendrás problema en colaborar con ellos durante muchos años, yo he llegado a encontrarme con ellos y agradeceré toda mi vida que me hayan dado esa oportunidad, tú, seguro que también la encontrarás.

Antes de aprender a dibujar tienes que tener autodisciplina, pues sí, la autodisciplina es la base fundamental para ser ilustrador profesional, y no sólo para esto, también para cualquier meta que te pongas en la vida. Si quieres trabajar en lo que amas tienes que dedicarle lo máximo de ti, hay que ser pasional y tener el convencimiento de que vas a conseguir lo que quieres y dedicar todo el esfuerzo necesario para alcanzar el objetivo, no te tiene que importar perder relaciones, amistades ni cualquier cosa que se interponga en tus metas, la persona que te quiera siempre estará a tu lado y te apoyará si luchas por tus sueños, los que no lo hagan simplemente no merecen estar en tu vida ni que les dediques tu energías, yo he perdido muchas personas que apreciaba porque no eran capaces de entender que primero están mis metas, lo segundo mi salud física-mental y por último ellos/as.

Formación

Una vez que reconozcas que eres una persona disciplinada y que vive con pasión es el momento de aprender a dibujar, estudia en una escuela de arte, universidad, clases particulares, libros… cualquier cosa vale, no hace falta estudiar una carrera universitaria, ni tener diplomas, lo único que hace falta es tener un trabajo de calidad, pero para llegar a eso hay que estudiar durante muchos caja-acuareaslaños y de ahí la importancia de que seas implicado y le dediques todo el esfuerzo y las horas que sean necesarias. En mi caso la formación ha sido autodidacta, tenía un trabajo estable y cuando salía de él dedicaba mis horas libres a formarme, solía ir a la biblioteca de mi pueblo a buscar libros de anatomía humana y me pasaba horas estudiando las formas, luces y sombras.

Ahora viene una parte realmente interesante en la parte de la formación, supongo que tendrás artistas favoritos, leerás álbumes ilustrados y cómics de ilustradores fantásticos ¿cierto? pues hasta que no alcances el mismo nivel, parecido o mejor que esos artistas es que aún no estás preparado/a para lanzarte a buscar proyectos, si lo intentas sin estar a la altura te vas a llevar muchas decepciones innecesarias que te harán restar horas en tus progresos, hay miles de ilustradores mejores que tú y que yo, así que trabaja hasta llegar a su nivel.

Vencer miedos

Tendrás que aprender a vencer tus miedos al rechazo y a las críticas de los demás. Si eres una persona muy sensible que eres incapaz de escuchar malas críticas a tu trabajo, no vales para esto, si eres una persona que se siente mal cada vez que la rechazan sea el rechazo que sea,como por ejemplo amistades, parejas y familia, tengo que decirte que no vales para esto. Tendrás que aguantar las malas críticas, a personas envidiosas que no están a tu altura y qcaptura-de-pantalla-2016-11-26-a-las-14-23-23ue te harán
comentarios simplemente para hacerte daño por su incompetencia, ataques personales, malas miradas y mucho más. Tienes que ser una persona íntegra, objetiva y que todo esto no te influya,  la ilustración no deja de ser un sector donde la competitividad está a la vuelta de la esquina y tienes que estar preparado/a para todo esto.

No todo van a ser cosas negativas, no te preocupes, habrá muchas más positivas que malas, te lo aseguro, las personas envidiosas y los trolls por suerte son pocos, tendrás personas que te escriban, que aprecien tus obras, conocerás a otros ilustradores estupendos con los que compartir experiencias y técnicas, conocerás a cientos de personas interesantes, viajarás mucho por trabajo, aprenderás idiomas, asistirás a conferencias, darás charlas, talleres y un sin fin de actividades que te harán tener la vida profesional y plena que estás buscando.

Integridad

Al principio es normal tener miedo al rechazo, es humano, pero puedes estar tranquilo/a que al final te terminas acostumbrando, el rechazo no es malo, todo lo contrario, es algo muy positivo ya que es indicativo de que algo estás haciendo mal, de que no vas por el camino correcto, de que no utilizas las formas aptas para llegar a lo que quieres. No tengas pánico a no volver a intentarlo, hay que ser constante, fuerte y afrontar los rechazos con total naturalidad, quizás más adelante vuelvas a presentar algún proyecto que si les pueda interesar. A mí me han rechazado y mostrado indiferencia cientos de veces y no ha sido un factor importante para no volverlo a intentar más adelante, si te haces para atrás es que no eres una persona luchadora ni implicada y que no tienes la capacidad ni el valor para seguir adelante. Si te rechazan, inténtalo más adelante, quizás pillaste a la persona que le llegó tu mail de mal humor, depresiva o simplemente con un mal día y no captó tu mensaje, no lo desestimes, vuelve más adelante a enviar otro mail o inténtalo con otra empresa, algún día te llegará un sí.

Creo que es momento de acabar el artículo de hoy, espero que aproveches bien estos pequeños pero importantes consejos. Gracias por leerme y recuerda que puedes escribirme cuando quieras en este enlace, ya sean críticas constructivas o dudas que tengas. Ya han sido varios los lectores que se han animado a preguntarme y he respondido a todos con mucho gusto, así que no te cortes y no seas tímido/a. También puedes seguirme a través de las redes sociales y suscribirte a este blog. Disfruta mucho de la vida, hasta pronto.