Con qué precios trabajar en la ilustración (respondiendo preguntas de lectores)

Hace unos días me ha llegado este mail, ya le comenté por privado que le iba a responder por este medio y que voy a mantener su identidad en el anonimato, seguro que tú también te ves o has visto en la misma situación, leamos el mail:

Buenas tardes, Alex.
Gracias por la oportunidad de ponernos en contacto contigo y plantearte nuestras dudas e inseguridades en este mundillo de la ilustración.
Después de muchos años trabajando en agencias y estudios creativos me he lanzado por mi cuenta, sin red, a la ilustración, sobre todo en tema de láminas y libro y álbum ilustrado. En todas partes me dicen que luche por un precio justo de mis libros y negocie. Generalmente las editoriales con las que hablo tienen el precio cerrado y lo aceptas o no. Es imposible conocer lo que cobran otros compañeros, ya que te suelen decir, eso es poco, o no lo cojas ¿a tu entender cuál es un precio razonable? Generalmente te dicen que te pagan un adelanto de derechos, un 10% o un 5% sabiendo que es muy difícil que puedas conseguir algo más y que por tiradas que hacen no creo que veas un euro más por ese trabajo. Es muy difícil saber qué se puede solicitar en un baremo medio, ya que una editorial (con las que hablo) te van a ofrecer 1.000 o 1.500 euros por un álbum de 32 páginas o la ilustración de un libro con 12 ilustraciones y 12 dibujos ¿Es razonable? ¿es lo que se está ofreciendo al resto de ilustradores?

Por otro lado veo que vendes originales e impresiones de tu obra. Estoy intentando vender impresiones de mis dibujos pero al consultar veo que las empresas de impresión de calidad tipo giclee (como las que tu ofreces, buen papel, buenas tintas, durabilidad, etc) no bajan de 15-20 euros por A4 con lo que es imposible conseguir un margen de venta ¿Puedes ayudarme en este aspecto con tu experiencia?

Vamos a empezar por el principio, no hace falta decir que la mayoría de las editoriales españolas e internacionales están en quiebra, miles de periódicos, magazines y editoriales de literatura en general han cerrado a causa de la crisis y por el auge de las nuevas tecnologías, hay menos ventas de libros, es una realidad, tienes que aceptar eso. Las editoriales que están en pié han bajado la calidad de sus productos (ojo, no todas) usando impresiones cutres, papeles que se transparentan, eliminando correctores y revisando el editor mismo los textos, algunos editores haciéndose la maquetación ellos mismos sin un especialista en diseño o director de arte que los asesore en cuanto a un buen diseño y saber elegir un buen ilustrador para que haga que su producto sea de calidad y atractivo al consumidor, los editores no son todos diseñadores, ni escritores, ni correctores, no deberían de ser aptos para realizar funciones de las que no están cualificados, de ahí que la calidad en las librerías sea de risa, libros con faltas de ortografía, diseños feos e ilustraciones realizadas por amateurs, es normal que no se vendan los libros porque ya son varios factores en su contra ¿no te parece? En resumen, creo y aseguro que las mismas editoriales son las que se están cargando el sector del libro por hacer malas prácticas para ahorrarse costes y seguir ganando lo que ganaban antes de la crisis económica, o vienen editoriales nuevas que hacen también éstas malas prácticas para sacar su negocio adelante, gran error. Pues lo que han conseguido con todo esto es que los autores, tanto escritores como ilustradores hayan sido sometidos a una bajada de precios que casi roza la vergüenza y la indignación, imposible vivir de ello y abandonar la profesión que tantos años de estudios y práctica cuesta ¿La culpa es de la editorial? pues no, la culpa es nuestra por aceptar la bajada de precios.

A tu pregunta sobre si esos precios es lo que se está ofreciendo al resto de ilustradores, he de decirte que sí, incluso hay editoriales que ofrecen menos de eso, y muy pocas son buenas pagadoras y pagan hasta el doble.

Tienes que aprender a negociar tus precios con los que te pidan encargos, yo considero que hay que ser flexible, te explico, no es lo mismo que te pida presupuesto una editorial pequeña que una grande. Te voy a poner un ejemplo muy común que me ha pasado varias veces, imagina que me viene una editorial pequeña y quiere que le haga un proyecto editorial al estilo de mis ilustraciones más trabajadas, sí, de esas que ocupan 2 semanas de trabajo cada una en cuanto al concepto, encaje, documentación, estudio del color, bocetos y realización de la obra. Te reúnes con el editor, le presentas tu presupuesto y te dice que eso es mucho, que no tienen dinero para más y que están dispuestos a pagar por ejemplo 80 euros por una ilustración que te ocupa dos semanas de trabajo, mi siguiente paso es indignarme en su presencia y decirle si es capaz de vivir un mes por 160 euros, o trabajar para alguien por ese precio, lo hago mirando fijamente a sus ojos (seguro que se me pone la cara colorada del enfado, me conozco bien), lo normal es que sientan vergüenza y aún así te dirán que es que no tienen más presupuesto, mi siguiente paso es decirle que ese no es mi problema, que soy un profesional y vivo de mis trabajos de ilustración y no de la fotosíntesis, que por ese precio no les hago una ilustración de esa calidad pero sí una de menos calidad ya que por 80 euros no se merece más de tres horas de trabajo, o sea, una media ilustración, sin texturas, sombras, fondos trabajados, etc., y ojo, lo digo así, textualmente, “por ese precio te hago una de ilustración menos trabajada y no quiero que salga mi nombre en la obra, porque me daría vergüenza”. El siguiente paso es esperar que decida tener ilustraciones buenas o malas. Lo que quiero decir es que hagas un trabajo acorde al precio que te quieran pagar, no te molestes en hacer obras de arte si te ofrecen poco dinero, tu enseñas tu portafolio y muestras hasta dónde eres capaz de llegar pero especificando que para llegar a tu máximo rendimiento necesitas más dinero y más tiempo, si lo aceptan bien y si no pues no pasa nada, haz un trabajo menos detallado y trabajado. Los que pierden siempre son ellos, pero hay tonto de tí y de todos aquellos que acepten un presupuesto bajo por el hecho de querer o tener la oportunidad de publicar algo, porque lo único que consiguen es arruinar el sector al que quieren entrar, no ganarás nada más que frustración por ganar poco y trabajar mucho, hasta incluso puede que pierdas dinero, ya que si trabajas con buen material quizás no te llegue ni el presupuesto del pago para costear los papeles y tintas, y no te olvides de pagar a hacienda y seguridad social, también entra en el presupuesto, que no se te olvide…

Yo tengo muy claro lo que vale mi trabajo y lo que quiero por él ¿lo tienes tú? porque como no lo tengas y sigas aceptando malos presupuestos mal vas, vamos e iremos todos los ilustradores ¿Un precio razonable? es fácil, mira ver cuánto necesitas para vivir al mes, pagos de impuestos, alimentación, hogar, disfrute… una vez lo sepas divídelo entre los 30 días del mes y así sabrás cual es tu coste de trabajo diario. Cada persona tiene unas condiciones diferentes, unas prefieren vivir con muchos lujos y otras con poco, eres libre de poner tu precio, no te cortes, hazlo y se firme con él, valórate, ten dignidad, no tienes por qué avergonzarte ni tampoco arrodillarte por cualquier mala oferta.

Aquí tienes un enlace dónde hay un excel para descargar dónde puedes hacer fácilmente el cálculo de coste por hora.

En cuanto a la pregunta de obras en mi store, veamos, te voy a ser sincero, llevo nada más que un mes en mi tienda de tictail, estoy empezando con ella, no he vendido gran cosa aún y tengo poco material en venta. Yo prefiero no usar esos sitios online que te ofrecen hacerlo todo ellos a cambio de una comisión como por ejemplo society6, y otros más de ese tipo, yo me busco mis imprentas, a poder ser locales por la cercanía, negocio con ellas fidelidad por ofertas de descuento y hago yo toda la gestión de venta y envío, se consigue con eso abaratar el producto para que sea más asequible al público y tu obtener más beneficio que por cualquier negocio que te haga la gestión de impresión y reparto. Mientras menos dependas de los demás más beneficios obtendrás. En cuanto a las ventas que consigas todo dependerá de lo conocido que seas y del gusto del público al que llegue tu trabajo, eso sí, una tienda online es trabajo, tienes que hacer promoción, buenas fotografías del producto y una gestión bien organizada.

Muchas gracias por escribirme y dejar compartirlo con todos aquellos que están en tu misma situación, un fuerte abrazo.

Recuerda que puedes escribirme cuando quieras en este enlace, ya sean críticas constructivas o dudas que tengas. No te cortes y no seas tímido/a. También puedes seguirme a través de las redes sociales y suscribirte a este blog. Disfruta mucho de la vida, hasta pronto.